Boudoir con Lana Shok

Mereció la pena viajar a Madrid aunque sólo hubiese sido por trabajar con Lana Shok en esta sesión de fotografía de boudoir que fue, no sólo divertida, sino toda una experiencia en la que tuve que hacerme fuerte para no verme abrumado por la enorme fuerza de Lana. El huracán que aparece cuando ella posa es sólo comparable a su buen humor y profesionalidad. Lana hace la sesión amena, alegre y aporta todo para que los resultados crezcan de su mano.

Leer más»