Paula e Ignacio

Hoy es un día muy especial para nosotros y no es casualidad que lo elija para mostrar la boda de Paula e Ignacio. Por este motivo espero que se me perdonen algunas licencias musicales que voy a darme. A ellos nos unen algunas cosas muy simbólicas como que se nos pongan cuando nos besan “rojitas las orejas”. Y quizás por esto es por lo que Ignacio puso todo el interés del mundo en que Silvia y yo estuviéramos en Cuenca fotografiando su gran día, y para nosotros fue una de las aventurillas más enriquecedoras que hemos tenido en esta singladura como fotógrafos de boda. También hemos compartido su visita posterior a Granada y en unas horas, gracias a que los amantes con sus besos han inundado el aire de la noche, un concierto muy especial.

Como ya he comentado, fuimos hasta Cuenca y disfrutamos, como en su preboda, de la belleza de esta ciudad llena de encanto. Aunque esta boda tenía más lugares importantes. Desde luego Chillarón de Cuenca, donde nuestros chicos se conocieron de pequeñitos cuando iban allí a veranear, y también Villalba de la Sierra donde se llevó a cabo toda la fiesta, concretamente en la Finca La Moraleja.

Cuenca estaba radiante y soleada

previo-002

En Villalba de la Sierra también se alojaban ilustres invitados, como puede verse en las indicaciones

previo-004

Pero vamos con la boda, que fue tan especial como estos dos personajes que nos conquistaron.

Paula es de Valencia, pero también de Chillarón de Cuenca, y allí se vistió en la casa familiar.

casa_de_paula-002

casa_de_ignacio-011

casa_de_paula-003

casa_de_paula-012

Mientras tanto, en Cuenca, Ignacio hacía lo propio acompañado de su gente

casa_de_ignacio-001

casa_de_ignacio-009

casa_de_ignacio-005

casa_de_ignacio-025

casa_de_ignacio-003

Adriana llevando con calma su fundamental papel en la boda de sus titos

casa_de_ignacio-002

casa_de_ignacio-035

casa_de_paula-026

casa_de_paula-023

casa_de_paula-015

Qué bonito detalle para guardar su preboda

casa_de_paula-029

casa_de_paula-040

casa_de_paula-044

casa_de_paula-046

casa_de_paula-050

Las caras de ilusión hablan por sí solas

casa_de_paula-054

 

casa_de_ignacio-041

 

casa_de_paula-061

casa_de_paula-063

casa_de_paula-080

Ya en Villalba, se iba afinando todo para los grandes momentos

ceremonia-002

ceremonia-009

ohhh!!! pero si estamos ahí!!!

ceremonia-010

Y también nosotros!!! digo ellos, digo bueno, todos hace muchos, muchos años

ceremonia-221

ceremonia-035

 

ceremonia-040

 

ceremonia-051

ceremonia-052

ceremonia-053

ceremonia-064

ceremonia-067

ceremonia-065

 

ceremonia-069

ceremonia-075

ceremonia-073

 

ceremonia-088

Y comienza la solemne ceremonia

ceremonia-090

bueno, igual no fue tan solemne

ceremonia-092

ceremonia-099

ceremonia-101

ceremonia-113

 

ceremonia-122

Hermanos y amigos, todos tuvieron un papel fundamental

ceremonia138

ceremonia-149

ceremonia-156

Y llegó el momento de Adriana que con gran aplomo acercó las alianzas

ceremonia-170

ceremonia-179

Los votos de Ignacio y Paula que reflejan perfectamente cómo son cada uno (y no digo más) 😀

ceremonia-175

ceremonia-190

y por fin… (por exigencia del orden del día)

 

ceremonia-228

ceremonia-203

ceremonia-230

celebracion-083

celebracion-002

Algunos aprovechan para refrescarse, ¿cómo no?

celebracion-064

celebracion-042

celebracion-349

celebracion-062

celebracion-070

Salimos en Cuore!!!! 😀

celebracion-028

celebracion-095

celebracion-093

celebracion-104

celebracion-121

celebracion-125

celebracion-128

celebracion142

celebracion-129

celebracion-143

celebracion-178

 

celebracion-229

 

celebracion-227

celebracion-251

celebracion-254

celebracion-262

celebracion-265

celebracion-271

celebracion-278

Me gusta mucho cuando los “regalitos” de los novios son solidarios

celebracion-307

Llegó uno de los momentos más esperados. El baile de los novios, y cuando todos esperábamos que nos deleitaran por Fito & Fitipaldis, Paula e Ignacio nos sorprendieron con un tango (cambio de vestido incluido)

celebracion-317

celebracion-321

celebracion-323

Es evidente que no dejaron a nadie indiferentes

celebracion-347

celebracion-350

celebracion-364

celebracion-385

celebracion-389

celebracion-408

celebracion-420

 

celebracion-423

celebracion-441

 

celebracion-465

celebracion-467

Pero no podía faltar, y llegó el momento de “Rojitas”

celebracion-492

celebracion-495

“Tu eres mi verso, pluma, papel y sentimiento,
la noche yo y tú la luna,
tú la cerveza y yo la espuma.
Se me ponen si me besas
rojitas las orejas.”

 

Conocer a gente como Paula e Ignacio, que sienten de verdad, que sueñan y se emocionan, que son auténticos y que han querido compartir con nosotros algo tan importante como su boda, nos ha llevado a ofrecerles un trocito de nuestro corazón. Desde ya estos chicos también serán unos “Ceros”.

 

“Faltan soñadores, no interpretes de sueños,

artistas del alambre, música de afilador”.